POSIDONIA OCEÁNICA, los bosques marinos

POSIDONIA OCEÁNICA, los bosques marinos

Eran mediados de noviembre, el agua ya rondaba los 17º y los que no tenemos traje seco, las inmersiones comenzaban a espaciarse y la temporada llegaba a su fin. Pero aunque el agua esté bien fría, las ganas de mar nos calienta la sangre y nos permite disfrutar de las maravillas que tienen lugar cuando el agua se enfría y los días se acortan… uno de esos momentos tan especiales es la floración de la Posidonia.

UN OBJETIVO CLARO: las flores de posidonia

Motivación y razones nunca nos faltan para organizar un encuentro entre un grupo de amigos submarinistas y, en ese momento, el objetivo era uno y muy claro: la búsqueda de flores de posidonia.

El punto de encuentro fue Cala Llobeta en L’Ametlla de Mar, una zona bastante conocida por el grupo y donde se había observado floración en años anteriores, a pesar de ello nada nos garantizaba volver a encontrarlas, dado que esta fanerógama es muy particular y no florece cada año.

Los ánimos eran positivos y todo el mundo estaba convencido del éxito del hallazgo. Poco a poco, nos fuimos poniendo el equipo de submarinismo y cogiendo las cámaras de fotografía y vídeo, que nunca faltan en estos momentos y que van llenando nuestro álbum de recuerdos y momentos marinos compartidos.

Damos el “ok” y … el mundo submarino aparece ante nuestros ojos.

LA PLANTA QUE VUELVE AL MAR

La vida, tal como la conocemos, se originó en el mar, pero poco a poco, algunos organismos se aventuraron a la vida terrestre y se adaptaron. Pero se ha dado el caso de algunas especies que han retornado a sus orígenes: la vida subacuática.

El caso más conocido es el de los cetáceos, pero también tenemos ejemplos en el mundo vegetal, como la Posidonia oceanica, una planta marina que forma densas praderas en el fondo marino y de gran importancia ecológica.

 

No Comments

Post A Comment